Ya no quedan hombres buenos

Ya no quedan hombres buenos

¡Ojalá tuviese 1 dólar por cada vez que he oído esta frase! Mi respuesta: ¡CLARO que sí hay hombres buenos afuera (y mujeres también)! Hace poco escuché a un amigo hacer una reflexión en la que decía que es súper común escuchar a chamas quejándose de que ya no existen hombres buenos en el mundo o de que los buenos ya están “fuera del mercado”… Sin embargo, sorprendentemente muchos chamos piensan lo mismo de las mujeres. Entonces, ¿qué será lo que está pasando? ¿Por qué estas personas que están buscando a alguien serio para tener una relación valiosa no se están encontrando mutuamente?

Considero que la sociedad está empujando a la juventud de hoy hacia dos caminos igual de negativos:

1. RENDIRSE

Si no puedes contra ellos, úneteles. Lamentablemente el peer pressure suele ser muy fuerte y nos dejamos llevar por el “todo el mundo lo hace” o “es normal, no pasa nada…” y terminamos haciendo muchas veces cosas que no nos gustan y que hasta van en contra de lo que pensamos. Pareciera que lo que salta a la vista es que todo el mundo está buscando pasarla bien, disfrutar del momento, no tener nada serio y evitar el compromiso, pero realmente lo que la mayoría llevamos en nuestros corazones es una gran necesidad de sentirnos queridos y valorados. Como las apariencias engañan, terminamos siendo nosotros mismos los que reflejamos una imagen que lo que indica es que no queremos compromiso, que lo que queremos es play the game y así terminamos siendo uno más del montón.

La Contraoferta: ser coherentes y nadar contracorriente. Nadie dijo que es fácil, pero si logras mantenerte firme ante tus principios vas a poder conseguir lo que realmente estás buscando. Sí, es probable que tus “amigos” se metan contigo, te digan que estás loco(a), o te pregunten si vives en otro planeta, pero más temprano que tarde te respetarán, los demás verán en ti algo distinto y proyectarás una imagen que refleja lo que está en tu corazón y eso se nota, llama la atención y atrae. Después de todo, no puedes pretender llamar la atención de alguien que valga la pena si eres exactamente igual a todos los demás…

2. CONFORMARSE

El clásico: peor es nada. A veces podemos correr el riesgo de estar con alguien sólo por costumbre, comodidad o hasta miedo de lo que pueda estar allá afuera, pero yo te digo: es mejor estar solo que mal acompañado. No te quedes enganchado(a) en una relación mala y mediocre por miedo a no conseguir nada mejor. Igualmente, si estás soltero(a), comenzar una relación sólo por estar “cuadrando” con alguien no va a mejorar tus probabilidades de conseguir a la persona correcta.

La Contraoferta: entender que tú lo vales todo. Hace dos mil años, cuando a Jesús lo estaban clavando en una cruz, Él estaba pensando en ti… Y no sólo valiste la pena, sino que valiste la vida, Su Vida. Si no estás contento(a), si crees que la persona con la que estás no te está ayudando a ser una mejor versión de ti mismo, o peor, si crees que te está alejando de Dios, recoge fuerzas y termina la relación. A la larga, le estarás haciendo un bien a ambos.

Encontrar a alguien que valga la pena puede parecer difícil, pero el primer paso para alcanzarlo es demostrarles a Dios y a los demás que tú sí lo vales. Tienes que incorporar a Dios en el proceso de decisión de tus relaciones. Pregúntale cuánto vales. Luego pregúntale si la persona con la que estás saliendo (o con la que quieres salir) te merece. Si no es la persona correcta, ten esperanzas. Sí hay hombres y mujeres buenos en el mundo, y vale la pena esperar por ellos.

Screen Shot 2016-04-14 at 3.02.38 PM

Maco Ferreres
Maria Corina Ferreres

Católica, esposa y economista. Amo un movie night, ir a la playa, estar con mi familia y un buen café. Hago el intento de cantar en misa todos los domingos, aunque el director del coro me regañe porque desafino. Podría alimentarme a base de tartar de salmón por un mes sin quejarme. Mi mayor ilusión: ir al Cielo. @macoferreres

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.