Vámonos de pesca

Vámonos de pesca

Todos alguna vez hemos experimentado esta aventura de irnos de pesca. Llegar a algún lugar, un lago, un arroyo, el mar … subirte en tu barca y ¡a pescar se ha dicho! Normalmente lo más padre de esto es ver quien pesca al pez más grande, o quien pesca más peces.

Hoy te propongo un reto: ¡Vete de pesca en la vida diaria!

Tu objetivo: ¡las almas!

“Venid conmigo y os hare Pescadores de hombres” Mt 4

La mayoría hemos escuchado este evangelio. Si estás leyendo esto, es porque en algún momento de tu vida Dios ya te pescó. Así como a los apóstoles, un día salió a tu encuentro, te vio y te dijo -ven y sígueme- y dejándolo todo le seguiste. Y por arte de amor, te convertiste ahora en pescador de hombres.

¿Qué habrán visto aquellos apóstoles que al instante lo dejaron todo y le siguieron?

¿Qué habrás visto tú en aquel primer momento que Jesús te invitó a seguirle?

Hoy, el mundo necesita pescadores de hombres en todos lados. Hay tantas almas esperando ser pescadas por el amor de Dios, que estoy segura que estés donde estés: el trabajo, la escuela, el súper, el antro, el banco o en cualquier esquina están esperándote.

No lo pienses mucho, se necesita menos de lo que crees para pescar estas almas.

Te paso algunos anzuelos que seguro te servirán:

-Una sonrisa: A cualquiera le agrada que le sonrían, te cambia de humor y seguro te alegra el día.

-Un gracias: siempre hay oportunidad para darle las gracias a alguien que ha hecho algo por nosotros, no importa lo sencillo que sea.

-Un saludo amable: Vamos tan rápido en el día a día que hemos perdido el gesto de saludar al otro como lo merece.

-Tu escucha: a nadie le molesta que le escuchen y con atención. Estamos tan encerrados en nosotros mismos que se nos olvida escuchar al otro.

-Tu testimonio: El anzuelo más efectivo. Que no te de pena ser quien eres mostrando tu FE. Eres tú el mejor instrumento, si verdaderamente te dejas usar por EL.

Ahora estás listo. Sal al mundo, echa tus redes y conquista almas.

“Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones” Mt28:19

Rebeca Llamas
Rebeca Llamas

Mexicana, trabajo en ASUA en la Universidad Anahuac, y vivo enamorada de Dios. Mi vida es un viaje y Dios lleva el volante, yo solo disfruto. Soy fan del tennis, de los atardeceres y del amor maternal de Maria. Los abrazos, las sonrisas, y los pequeños detalles, el mejor regalo. - "Que nadie venga a ti, sin irse mejor y más feliz" -MT

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.