Reflexión Evangélica

Reflexión Evangélica

  1. Empieza con una preparación corporal antes de leer. Puedes cerrar los ojos, tener presente el cuerpo . Un minuto de silencio puede ayudar a disponerte.
  2. Vuelve tu corazón a Dios. Háblale con confianza. Pídele que te guíe durante esta reflexión.
  3. Comienza a leer el pasaje de la Biblia. Ten paciencia. Lee más de una vez. Puedes detenerte en aquellas frases que te llamen más la atención.
  4. Medita y contempla.
  5. Lleva el Evangelio a tu vida. ¿A qué te llama? Busca un propósito concreto para tu día.
  6. Agradece este tiempo de oración. Incluso si sientes que has estado distraído. Lo más importante es lo que Él ha hecho en tu corazón. Él no estaba distraído y está feliz de haber compartido tiempo contigo.
searchrc
searchrc
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.