Depresión post-Search

Depresión post-Search

Cualquier servidor o caminante que haya vivido Search, con todo lo que implica vivirlo plenamente, después de despedirse de sus amigos y volver a su casa, podrá dar cuenta de un fenómeno que en Search Medellín hemos decidido llamar “depresión post-Search”.

Para los que no han tenido la dicha de experimentarlo (y no es sarcasmo), es parecido a la sensación que queda cuando sales de un concierto de tu grupo favorito o cuando estás en tu cama después de haber pasado una noche como solo la pueden dar los amigos verdaderos con su compañía. Es ese vacío  que se siente debajo del esternón, en algún lugar del pecho: el producto de no estar más en ese Amor perpetuo vivido de viernes a domingo, expresado de mucha maneras y del que ahora estamos llenos. Pero no es esa llenura y cansancio que lleva a dejar de comer, sino una satisfacción y una necesidad de más.

Y no es lo mismo la mejor de las fiestas, de los conciertos o de los festivales, que Search. Como dije, de esas fiestas sales extasiado, pero después solo queda el recuerdo; en cambio, de Search sales como un carro con el tanque lleno, un celular con toda la batería o, mejor aún, como un escritor con el tintero a rebosar. Somos potencia, posibilidad, movimiento, verbo sin conjugar. Nos queremos comer el mundo.

A raíz de esto, la depresión post-Search se convierte en “manía post-Search”, cual trastorno bipolar.

Nadie nos soporta hablando de lo bien que pasamos el fin de semana; nos ven más espontáneos, más alegres, ¡más llenos de vida!

Pero esto no siempre es “color de rosas”. Después de Search quedamos como blanco y azul y la sociedad es negra y gris. Somos como un acorde fuera de escala. ¡Y qué mal nos hacen sentir! Incómodos y fuera de contexto. Nos sentimos desdichados, atados y debemos escoger: huir y dejar todo atrás, rendirnos y entregarnos al mundo; o atacar, tomar todo ese impulso para combatir. Porque, ¡qué alegría y esperanza le dan el blanco y el azul al negro y al gris! ¡Cómo enriquece una melodía un acorde fuera de la escala!

Porque a eso vamos. A compartir de lo que hemos sembrado, dar del amor cosechado e invitar a buscarlo y vivirlo. A cambiar un poco la sensación del aire, a contagiar a los demás con nuestra alegría y a llevar el Amor de Jesús que encontramos en Search a los corazones de todas las personas con las que nos crucemos.

Pero, como lo bueno no dura, esa manía, esa energía, toda esa fuerza y potencia se van acabando, porque nuestra condición de humanos no está preparada para tanta perfección, nos vamos enfriando y quedando estancados. Aquí es donde cobra sentido eso de la perseverancia, porque si no nos seguimos alimentando en el Amor de Dios, nos quedaremos varados a mitad de la carretera, sin una estación de gasolina cerca y aún lejos del destino.

Para eso está el Movimiento Regnum Christi, con todo lo que nos ofrece para perseverar, para seguir adelante, para mantenernos llenos de amor y de energía y estarlo difundiendo, para crecer. Porque para eso está el Reino. Nos acompaña en el camino, nos brinda apoyo y sugerencias, algo así como una guía de viaje. Este tramo es largo y deberías llenar el tanque. Para a almorzar pues te hará falta, la parte que sigue tiene curvas peligrosas, ve despacio. Aunque son metáforas, todo puede reflejarse en la práctica y tendrá todo el sentido. Por ejemplo, en dirección espiritual te aconsejan cosas como: estás yendo muy rápido y te puedes quemar, te hace falta más oración y momentos de encuentro con Dios, saca tiempo para ir a actividades como las Horas Eucarísticas, y las infinitas situaciones que pueden surgir en ese diálogo.

Si eres nuevo y no sabes muy bien qué hacer, pregúntale a tus amigos del Movimiento o, si les tienes confianza, a los padres y las consagradas, para que te guíen y te asesoren, que solos no llegaremos a ningún lado.

Entonces, recuerda: disfruta la depresión y la manía post-Search. Aprovéchala al máximo, haz grandes cosas y llega lejos con ese impulso. Pero no lo des por sentado. Sigue buscando, creciendo, viviendo y aprendiendo, que el camino es largo y difícil, pero la meta vale toda la pena.

Jose Miguel Soto
Jose Miguel Soto

Católico por tradición; practicante por convicción. Duc in altum. Buscador incansable de la Verdad y del Amor de Dios. Estudiante de psicología, músico y lector. Objetivo de vida: ser santo. Search Medellín, Colombia.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.