Tú y yo, desde cero.

Tú y yo, desde cero.

“Borrón y cuenta nueva”. Eso me dijo el padre la última vez que me confesé, pero ¿qué significa realmente esto? Mis amigos siempre me dicen que me encanta hablar de la misericordia de Dios. Que si tengo la oportunidad de hacerlo, no paro hasta asegurarme que todos han entendido que realmente Dios te perdona completamente.

 

Te quiero compartir un poco de el por qué la misericordia es algo tan importante para mí, y por qué siento que también debería ser importante para ti. Yo, al igual que tú, he tenido errores en mi vida. Algunos grandes, otros más pequeños, y algunos que se volvieron una pesadilla para mí en un momento determinado. Y no fue hasta que me encontré con Cristo, que se convirtieron en una bendición; se volvieron mi cruz, empezaron a tener sentido y llegaron a ser mi punto de relación más fuerte con Dios. Seguramente te estás preguntando, ¿por qué? Y la respuesta es realmente fácil. Porque al conocerlo, empezamos desde cero. Deje en Él el peso de mis problemas, porque Cristo pagó por ese peso en el momento de su crucifixión. Cuando abandoné mis luchas en Él, vi que ya no me pesaban tanto. Y entonces empecé a caminar, aún con mis mismos problemas que se habían convertido en una pesadilla, pero esta vez con mi mejor amigo. Empecé a cargar mi cruz con Cristo.

 

Yo experimento constantemente la misericordia de Dios, y tú también puedes empezar cuantas veces quieras desde cero con Él. Y no te estoy diciendo que abusemos de su misericordia, sino lo digo esperando que entiendas que siempre es posible volver a empezar. Sólo ve y confiésate, cuéntale a Jesús cuánto lo amas, y porque lo amas de esa manera, y sabrás que Él te ama aún más. Mientras lo haces, imagínate siempre a ese padre que sale a tu encuentro; a darte ese abrazo de misericordia.

 

Ojalá entiendas y experimentes que lo único que quiere Dios es amarte y que lo ames. Y que, por eso, Él ha puesto en nuestros caminos la misericordia.

 

Y para finalizar y probar mi punto de “tú y yo desde cero”, te comparto mi frase bíblica favorita. Jeremías 31:3″Desde lejos el Señor se le apareció, diciendo: Con amor eterno te he amado, por eso te he atraído con misericordia” porque amando y sintiéndote amado, es la única forma de encontrar a Dios y ese amor se ve perfectamente en la misericordia por parte de nuestro Padre hacia ti y hacia mí.”

Natalia Bonnet
Natalia Bonnet

<p>Soy una persona extremadamente alegre, disfruto mucho compartir tiempo con mi familia y mis amigos. Me encanta bailar y leer. Estoy 100% enamorada de Cristo y me enamoró aún más de Él todos los días. Soy fan #1 de María intentando seguir sus pasos tanto como me sea posible. Estoy en el proceso de convertirme en la persona con la que un día Dios soñó. “Lo que Dios quiera, como Dios quiera, cuando Dios quiera.” -Anonimo</p>

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.