Convicción y perseverancia

Convicción y perseverancia

Hoy tengo muchos sentimientos encontrados. Puede que sea mi depresión Post-Search, o puede ser ese sentimiento de que tal vez pude haber hecho algo diferente como servidor, no lo sé, al final la duda está presente siempre. Sé que el Espíritu Santo y Dios han hecho lo suyo y yo sólo he sido un instrumento para poder ser, como dicen, un Pescador de Hombres. Me pongo a analizar lo que viví en Search V Baja California y es que verdaderamente Dios bajó a Emaús y nos llenó. No importan los retos que se presenten, al final Dios y el Espíritu Santo hacen lo suyo y llenan el alma de todas las personas que caminan el retiro. Lo que presencié este último fin de semana ha sido una de las mejores experiencias de mi vida.

Hace aproximadamente tres meses y medio viví el retiro y salí con una convicción: acercarme a Dios y no dejarme ir bajo ninguna circunstancia. El camino no ha sido fácil. Precisamente hoy me compartieron una imagen que compara dos caminos: uno sencillo, derecho y sin obstáculos; y del otro lado una imagen con bastantes altas y bajas, con lodo, cerros y agua. El segundo representa el camino del Señor e increíblemente es más difícil seguirlo. Es que pasa algo muy peculiar, a nuestro Señor le gusta probar nuestra fortaleza y nuestra fe. Como ser humano, lleno de defectos y de errores, he caído, pero pienso que lo importante es levantarse y estar seguro de que la misericordia de Cristo es infinita. Ser apóstol, ser santo de jeans y tenis como dicen por ahí, o un católico del Siglo XXI, como compartía un gran servidor de Search, debe de ser nuestro objetivo de vida. Siempre teniendo presente que nuestra misión nos la indica el Señor y que debemos de confiar infinitamente en su amor antes que en nuestra razón.

Hoy me toca ver el retiro desde otra perspectiva, desde afuera, sirviendo y viendo como 54 almas fueron tocadas por Dios y su majestuoso amor. Y hoy más que nunca estoy convencido que estoy en el lugar y en el momento adecuado. Hoy reafirmo ese compromiso que le hice a Dios en Search IV; acercarme a Él y no dejarme ir bajo ninguna circunstancia, entendiendo que en la casa del Señor nada me falta. No es un camino fácil, pero es el más hermoso que puedes recorrer. Su palabra es mi alimento y a través de Su amor podemos cambiar la vida de los jóvenes que lo quieren conocer o de los que todavía no lo quieren o pueden conocer; a todos, en algún momento nos toca. Y cuando nos toca, es porque es el momento preciso, no hay duda de que Sus tiempos son perfectos y que nada, absolutamente nada fuera de Cristo podrá darnos la verdadera felicidad.

“Así debe brillar ante los ojos de los hombres la luz que hay en ustedes, a fin de que ellos vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre que está en el cielo” Mateo 5:16.

Diego Martín Rocha Sánchez
Diego Martín Rocha Sánchez

Soy Diego Rocha, soy mexicano, tengo 19 años y estudio Derecho en Tijuana. Amante del creador, de los apostolados, de la cultura de mi país y del fútbol siempre confiando en lo que Dios ha preparado para mi. Me gusta saber que Cristo es el motor de mi universo, yo giro alrededor de Él y soy su instrumento. Mi frase para el desayuno es "A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota".

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.