Brillemos para El

Brillemos para El

Hace unos meses, un padre me dio una de las mejores lecciones que hasta hoy sigo intentando poner en práctica; me explicaba que para él la relación con Dios es como un enchufe de 3 patas. Antes de explicar esto quiero que reflexionemos un poco sobre lo rápido que vivimos; apenas es lunes y ya estamos agobiados con todos nuestros pendientes y antes de darnos cuenta ya se nos fue la semana, el mes y el año.

 

Creo que a todos nos ha pasado que nos desenchufamos; nos dejamos absorber completamente por el trabajo, el estudio, los exámenes, en fin, por todo lo que es relativamente importante, pero descuidamos nuestra relación primordial: con Cristo.

 

Recientemente me ha tocado vivir este proceso y entiendo que a la mitad de la formación de la persona que queremos ser, parece ser difícil encontrar un rato para la vida espiritual.

 

A ti que vives esto todos los días, a veces sin darte cuenta, quiero recordarte que es esencial encontrar un balance y que nuestra relación con Cristo debe ser exactamente como un enchufe de 3 patas; puede que hoy no contemos con tanto tiempo para realizar todas las actividades que hacíamos antes pero debemos tener presente que de nosotros depende hacerlo a Él parte de nuestro cada día. Bastan 5 minutitos para escuchar la meditación de la mañana, la misa del domingo con plena conciencia y entrega, o incluso, un sábado de apostolado viendo la imagen de Jesús en cada persona a la que servimos; en fin, formas de tenerlo como prioridad en nuestra vida hay muchas y puedes desenchufarte de algunas pero siempre buscar mantenerte conectado a corriente aunque sea con una.

 

También, es bueno recordar la importancia de hacer de nuestra vida un apostolado.

Se trata de ser católico y que la gente lo note con nuestros actos, se trata de “predicar el evangelio en todo momento y solo si es necesario utilizar las palabras” como nos enseña San Francisco de Asís.

 

¿Quieres que se te note? La Biblia te dice como en mi versículo favorito:

1 Corintios 16:14 “Que todo lo que hagas, sea hecho con amor.”

 

La mejor manera que tenemos de servirle y de ser instrumento suyo en la Tierra es intentando incansablemente llegar a la santidad, esa que el Papa Francisco define como “Vivir con amor y ofrecer un testimonio cristiano en las situaciones cotidianas”

 

Una de las principales características que nos distinguen como seguidores de Cristo es nuestra alegría. Basta con llegar diario con una sonrisa al trabajo, dar los buenos días a tantas personas como sea posible, ser ejemplo de amabilidad y servicio al prójimo, incluso en los peores momentos, incluso cuando nuestros problemas y el estrés diario nos quiten esas ganas de regalar una sonrisa.

 

Hay que esforzarnos cada día un poquito más en aprender a amar como Cristo, con ese corazón que no se fija en el trato recibido, que tiene memoria de corto plazo y olvida las ofensas, que se esfuerza en vivir para otros sin importar si nos han hecho daño o si no actuarían de la misma manera por nosotros, porque el cristiano tiene plena conciencia de la vida de servicio como fuente de su fe.

 

El cristiano no tiene miedo de reconocer que se equivoco, de pedir perdón y de ponerse en último lugar en todo momento.

 

Por todo esto, seamos cristianos comprometidos, esto no quiere decir que no vamos a fallar más, que no necesitaremos del perdón, al contrario, significa que estamos conscientes de nuestra vulnerabilidad e imperfección pero que no nos cansamos de transmitir el amor que recibimos por medio de los sacramentos, ese amor que nos invita a ser la mejor versión de nosotros mismos y a dar testimonio de su misericordia en nuestras vidas.

 

Recuerden no brillar para que otros nos vean, sino brillar para que a través de nosotros otros puedan verlo a Él.

Laura Berzunza
Laura Berzunza

“Mexicana, financiera y bailarina, enamorada de Dios y de la vida. Intentando ser luz del mundo y testigo de su amor. Mi mayor aspiración es aprender a amar hasta que duela, amar hasta el extremo, amar como Jesús”

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.